Previous
Next

Los espeluznantes detalles del asesinato a sangre fría que tiene en shock a San Antonio: segunda víctima se debate entre la vida y la muerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

Juan Pablo D.A. quedó en prisión preventiva, luego de ser formalizado por los delitos de homicidio simple en grado consumado, homicidio simple en grado frustrado y porte ilegal de arma de fuego.

Cuando el reloj marcaba las 12:03 horas de este miércoles 13 de abril, el choque entre dos automóviles llamó la atención de quienes circulaban por la intersección de calles Independencia con Dolores, en el sector Barrancas de San Antonio. No obstante, la sensación se convirtió rápidamente en pánico, al ver que desde uno de los vehículos se percutaron disparos que terminaron con una persona herida y tendida en el suelo.

La conmoción fue total cuando los testigos vieron que uno de los pasajeros del auto en el que viajaba la víctima, tras una rápida decisión, se subió a él para iniciar una temeraria persecución por las calles sanantoninas. Durante esta acción, que incluyó una serie de colisiones menores y arriesgadas maniobras, logra darle alcance en el sector de Puerto Panul, donde ambos vehículos se detienen tras un choque.

Los trabajadores del lugar, sumados a los automovilistas que presenciaron el fuerte impacto, no podían dar crédito a lo que veían: el conductor de la Nissan Terrano se acerca al Kia Río para, revólver en mano –el mismo que usó minutos antes en Barrancas– percuta tiros que terminaron con la vida del joven de 24 años.

Según se dio cuenta en la formalización del detenido por estos brutales hechos, audiencia llevada a cabo en el Juzgado de Garantía de San Antonio, los primeros antecedentes del caso, de manera preliminar, dan cuenta que todo obedecería a rencillas previas entre el victimario y el joven baleado en Barrancas.

La fiscal Claudia Cancino relató que fue la víctima, identificada como Juan G.Z., la que desciende del auto en el que viajaba junto a Jorge M.P. y una mujer, para acercarse a la camioneta con la que habían chocado. En ese instante, y sin motivo justificado, el conductor, Juan Pablo D.A., percuta desde su asiento al menos dos disparos, los cuales impactan la zona abdominal y el glúteo de Juan, lo que terminó con su cuerpo tendido en el suelo y siendo trasladado posteriormente al Hospital Claudio Vicuña, donde se mantiene con pronóstico reservado, pero con heridas graves.

“Estos hechos, respecto de esta víctima, son constitutivos de un delito de homicidio frustrado del artículo 391, número 2 del Código Penal, en el cual al imputado le corresponde participación en calidad de autor“, indicó la persecutora.

Momento seguido, el imputado se da a la fuga, pero Jorge M.P. quien –recordemos– viajaba junto a la víctima, toma el volante e inicia una persecución por calle Independencia en dirección a la comuna de Cartagena. Fue en este trayecto donde en calle Antonio Núñez de Fonseca, y luego de diversas colisiones menores, logra darle alcance, pues ambos automóviles se detuvieron debido a un fuerte choque.

“En esas circunstancias, el imputado baja de la camioneta y premunido de un arma de fuego (revólver) se dirige donde se encuentra la víctima, se acerca a la ventana del copiloto con dicha arma y realiza a muy corta distancia dos disparos, provocándole lesión por proyectil balístico en la sien derecha, con salida en temporal izquierda; y otra en la zona lateral derecha del tórax, también con salida de proyectil, provocándole la muerte”, indicó la fiscal Cancino.

El deceso de Jorge M.P., de 24 años, fue a causa de un traumatismo cráneo-encefálico por proyectil balístico y traumatismo torácico por proyectil balístico, lesiones del tipo homicida, según la calificación entregada por el Servicio Médico Legal (SML) en su preinforme de la autopsia.

Una vez efectuados los disparos, el imputado nuevamente huye del lugar, en dirección a la comuna de Cartagena, lugar donde minutos más tarde fue detenido por personal de Carabineros, quienes también recuperaron el arma de fuego utilizada para la comisión de ambos ilícitos y de la cual no portaba las respectivas autorizaciones para utilizarla pues, ni siquiera estaba inscrita en los registros de Chile.

Por ser los hechos constitutivos de los delitos de homicidio simple en grado consumado; homicidio simple en grado frustrado y; porte ilegal de arma de fuego, el juez Daniel Zúñiga Rojas determinó que Juan Pablo D.A. quedara sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva, por considerar que su libertad constituye un peligro para la sociedad, por lo que ordenó su ingreso inmediato al Complejo Penitenciario de Rancagua. Asimismo, fijó en 90 días el plazo de investigación.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/los-espeluznantes-detalles-del-asesinato-a-sangre-fria-que-tiene-en

Lo último