Previous
Next

Los dos escenarios posibles para el futuro del Hotel Punta Piqueros en Concón y la encrucijada en la que se encuentra el alcalde Freddy Ramírez

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

En sólo días podría llegar el requerimiento del Ministerio de Vivienda para que la Dirección de Obras del Municipio de Concón emita un informe clave para determinar el futuro del hotel.

Poco a poco se va cercando el futuro del Hotel Punta Piqueros a sólo dos opciones posibles: o se sigue adelante con el proceso tendiente a ponerle una lápida al proyecto y proceder a la demolición, o el Alcalde y el Municipio optan por regularizar la construcción y poner en funcionamiento la infraestructura que le daría un realce al turismo, al comercio y, por sobre todo, generaría empleo en la zona.

El último fallo de la Corte sobre el tema dejó en claro variados puntos y uno de ellos es lo que deberá realizar el Minvu a través de la Seremi de la región: enviarle a la Dirección de Obras de Concón un oficio para que esta última emita un informe, que será clave para definir el futuro del hotel.

A pesar que El Mercurio de Valparaíso informó este sábado en su edición de papel que tal solicitud ya estaba hecha, lo concreto es que no es así, tal como fue confirmado a Puranoticia.cl por el equipo de comunicaciones de la Seremi de Vivienda. Lo que sí está listo es la resolución que dice que se debe pedir aquel informe, pero no se ha solicitado aún, por lo tanto todavía la Municipalidad de Concón no recibe ninguna solicitud.

MÁS PLAZO Y DOS CAMINOS

Esta respuesta que dará la DOM será clave para conocer el rol que tomará Freddy Ramírez, actual alcalde de la comuna y quien, según varios actores políticos de la zona, aún no ha sido capaz de tomar una posición clara frente al futuro del hotel y con respecto a otros problemas que afectan a su comuna, de hecho en este tema especifico del hotel pareciera “no querer quemarse” se escucha en el entorno conconino.

Sin embargo el mismo fallo de la Corte Suprema deja de manifiesto que el Concejo Municipal y el Alcalde deberían pronunciarse sobre la solicitud hecha a fines de la administración de ex Óscar Sumonte, en relación a modificar el Plano Regulador, lo que podría dar paso a una solución al futuro del hotel.

La solicitud de regularización, vía modificación del Plano Regulador, es una vía que requiere que el Alcalde y el Concejo tomen una decisión que, hasta ahora, no han tomado –o han evitado tomar– e inicien la tramitación legal de ella. Acá, si bien, hay voces que están de acuerdo con la medida y otras claramente están en contra, queda claro que sobre todo ante la actual línea política que tiene el alcalde Ramírez resulta obvio pensar que el iniciar una tramitación de modificación del Plan Regulador Comunal podría transformarse en un mecanismo donde la ciudadanía participe en la decisión, ya que existe un procedimiento reglado por la normativa de urbanística para ello y donde se pueda tomar una decisión final una vez ponderadas una gran cantidad de consideraciones económicas y sociales que son las que hasta el momento tienen paralizado al proyecto. Para muchos, lo importante es que el Municipio podría liderar este proceso sobre el futuro de este proyecto, siendo ésta una oportunidad de oro para demostrar liderazgo por parte del actual alcalde Freddy Ramírez ante sus electores y los vecinos de Concón que, inclusive aún no lo conocen del todo, debido a su 22,08% obtenido en la pasada elección. De hecho es uno de los alcaldes que logró ganar con el menor porcentaje de votos a nivel país. De ahí su oportunidad de visibilizar su gestión a nivel comunal, con una problemática donde podría conducir un proceso participativo en un tema tan relevante para la comuna que administra.

LA OTRA OPCIÓN: DEMOLER Y ASUMIR LOS COSTOS

Por otra parte, el escenario de una eventual demolición también presentará desafíos para el jefe comunal. En primer lugar, se señala que nadie sabe muy bien cómo se podría concretar. De hecho, la propia Corte Suprema en su fallo señala que no se sabe el costo ambiental que esto podría tener, y ahí surgen las dudas de quién debería asumir los costos, tramitar los permisos ambientales, cuáles son los plazos y de otros impactos en el sector costero que podría tener una faena de demolición mayor como sería la del hotel. Es cosa de ver, por ejemplo, el impacto que han tenido obras bastante menores, como el mejoramiento del camino costero en la actividad de los pescadores y en el rubro gastronómico, lo que podría agravarse con la demolición de un edificio de estas características.

Además, lo más probable es que la demolición deba ser pagada con dineros municipales o fondos estatales ante una eventual insolvencia de la empresa inmobiliaria. Una demolición de esta envergadura podría costarle al Municipio el equivalente a varios años de presupuesto municipal o de recursos que podrían destinarse a otros fines.

En ambos escenarios, el rol del Alcalde será fundamental y ya no son pocos los que señalan que el futuro de su gestión quedará marcada por lo que suceda con el hotel. Más allá de cualquier otra obra o gestión que pueda realizar, Piqueros podría ser el gran legado que podría dejar Ramirez en estos cuatros años, ya sea que le entregue un hotel 5 estrellas a la comuna o, bien, que sea quien promueva su demolición.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/los-dos-escenarios-posibles-para-el-futuro-del-hotel-punta-piqueros-e

Lo último