Profesora demanda al Municipio de Puchuncaví tras incesante acoso laboral de colegas y acusa al alcalde Morales de “no tomar medidas”

Desde el año 2017 a la fecha, Pilar Fuentes ha debido enfrentar una serie de injurias y calumnias que la llevaron a presentar una demanda ante el Juzgado de Quintero, cuyo juicio en las próximas semanas tendrá una de sus últimas audiencias previo a su resolución.

Un tortuoso camino laboral ha debido transitar desde el año 2017 a la fecha la profesora de educación básica Pilar Fuentes Plaza, de la Escuela de Campiche, en Puchuncaví, a raíz de los malos tratos que ha recibido de manera constante por parte de profesores y trabajadores del establecimiento ubicado en la zona rural de esta comuna costera de la región de Valparaíso.

Por este motivo, la docente de 49 años decidió interponer una demanda en contra de la Municipalidad de Puchuncaví, representada por su alcalde Marcos Morales Ureta, por vulneración de derechos fundamentales, en procedimiento de tutela laboral, como consecuencia directa de una serie de hechos suscitados en la escuela.

El objetivo de esta acción judicial, según consta en el documento –al cual accedió Puranoticia.cl– presentado ante el Juzgado de Letras y Garantía de Quintero, es declarar que el acoso laboral que sufre la docente vulnera sus derechos fundamentales; que se indiquen las medidas que el Municipio deberá adoptar; que se les condene al pago de la indemnización equivalente a $5.000.000 por daño moral; además del pago de las multas y las costas a la denunciada.

HECHOS DENUNCIADOS

El calvario de Pilar Fuentes tiene su origen el año 2017, fecha en la que ingresa a la Escuela de Campiche, lo que coincidió con un episodio de vulneración contra un alumno, protagonizado por la entonces profesora a cargo de la unidad de Convivencia. Frente a lo ocurrido, la demandante defendió al estudiante, mientras que la acusada fue removida de su cargo, generando la molestia de cercanas a ella.

“A partir de dicho episodio comenzaron las conductas de menoscabo hacia la actora, por parte de una colega y amiga de la profesora (…) y de parte de una representante del DAEM”, indica la denuncia presentada ante el tribunal quinterano, que agrega que los hechos se agravaron el 2018 cuando Pilar Fuentes es nombrada como la nueva encargada de Convivencia Escolar del establecimiento.

Fue ese mismo año donde otro conflicto con un estudiante desata la molestia de otra profesora, quien acude al DAEM indicando que tiene problemas con el desempeño y el nuevo cargo de Pilar Fuentes, aludiendo a que ella tiene más tiempo en la escuela que la demandante. De igual forma, acusa al Director de la Escuela de Campiche de tener “favoritismo” hacia la nueva encargada de Convivencia Escolar, haciendo entrever incluso “relaciones inapropiadas” entre ambos.

En la denuncia se indica que los comentarios que comenzaron a recaer con mayor frecuencia sobre la profesora Fuentes eran del calibre de que “hizo favores sexuales” para tener apoyo de la escuela. “Esta injuria comienza a agrandarse hasta tener las connotaciones desastrosas del día de hoy, dañando la emocionalidad de la actora, comenzando esta a presentar crisis de pánico”, indica el documento.

GRAVES INJURIAS

Los problemas continuaron con el paso de los años. De hecho, en la demanda se menciona que una colega, frente a otros profesores, le pidió que “dejara de ser tan indecente”, acusándola incluso de “acosar sexualmente a los alumnos”. Según se explica en la acción judicial, estos brutales comentarios tienen su origen en unas fotografías donde se les pidió tomar “posar desordenados”, motivo por el cual afirma que se le ve a Pilar Fuentes riendo junto a sus alumnos.

Cansada de todos estos hechos, el 2019 se reúne con la entonces alcaldesa de Puchuncaví, Eliana Olmos, quien luego de estudiar su caso decide mantenerla en la Escuela de Campiche, pero la remueve del cargo de encargada de Convivencia Escolar; esto “debido a los falsos rumores”, según explica en la demanda. De igual forma, el apoyo de 70 apoderados fue clave para que se mantuviera en el colegio.

Otro episodio de esta triste historia se registró en noviembre de 2021, cuando el ahora alcalde Marcos Morales convocó a una reunión tras recibir una carta (ver foto) en la cual algunas apoderadas le expusieron el problema que tenía la profesora Pilar Fuentes con sus colegas. Y es que según consta en la demanda, en la cita se corrobora “la poca empatía y la falta de freno de los abusos cometidos por las vulneradoras hacia la persona de la trabajadora”.

En la acción judicial se indica que producto de todos estos hechos narrados “su honra se ve afectada con las acusaciones de un favoritismo por motivos de relaciones extra marital” con el Director. Y añaden que “queda con la sensación de estar desprotegida, que el día de mañana pueden generar nuevas calumnias hacia su persona, siendo la más grave la de acoso sexual hacia sus alumnos/as”. Además, se asegura que “en todos sus años de docencia, nunca ha tenido conflictos con la comunidad educativa, con apoderados, colegas o alumnos”.

EL PROBLEMA PERSISTE

Puranoticia.cl conversó con la profesora Pilar Fuentes para conocer sus sensaciones frente al tortuoso camino laboral que ha debido enfrentar los últimos años, señalando en primer lugar que “el 2014 llegué a la Escuela La Greda con el director, quien se cambió a la Escuela de Campiche y por mi trabajo me trajo a esta escuela, generando todo el odio que me tienen” y que se mantiene hasta hoy, según dijo.

“Aquí hicieron un cambio. Siempre han dicho que todos se van por mi culpa, pero la verdad es que no es así. Dejaron a la secretaria, que es la que ha provocado el mobbing (acoso) acá en la escuela. De hecho, hoy día pasó esto: yo estoy aprendiendo a manejar y no he podido hacer el curso porque perdí memoria por todo lo que pasé, que me ha provocado un estrés postraumático, entonces me cuesta estacionarme. Ella me vio pasar y me dice ‘hueona’ (sic)“, dijo la demandante.

Fuentes continuó señalando que “yo amo mi escuela, amo a mis niños, pero ¿cómo puedo trabajar así? A la directora la cambiaron, me dijo que ellos me ven que tengo un recorrido marcado, porque yo no voy para allá donde están los demás profesores. Yo no voy para allá. Gracias a Dios, la directora se dio cuenta de cómo es mi trabajo y no engancha con ellas”.

Cabe señalar que actualmente se encuentra pendiente un proceso investigativo que, debido a su tardanza, hizo necesario a la docente interponer una denuncia a objeto de “impedir las vulneraciones actuales que sufre la actora y se tomen las medidas adecuadas a objeto de su protección”, pues consideran que el Municipio de Puchuncaví no ha hecho nada para ayudar a la profesional.

JUICIO LABORAL

Frente a las graves situaciones relatadas, y al ver que el Municipio de Puchuncaví no ha actuado como esperaban, el 6 de enero de 2022 se presentó la demanda de tutela laboral, la cual en las próximas semanas tendrá una última audiencia de juicio, en la que la contraparte podría solicitar una declaración de la profesora aludida.

La abogada Francisca Ogalde Vega, representante de la profesora Pilar Fuentes Plaza, comentó en conversación con Puranoticia.cl que en octubre “termina el juicio, quedando solamente que la contraparte rinda sus documentos y si va a tomar la confesión de la profesora. Sólo quedan esas únicas pruebas, lo demás está rendido”. 

“Lo que se espera es que la Municipalidad le tome seriedad a los casos de acoso laboral que se suscitan en los distintos departamentos. Tenemos claro que en el Departamento de Educación, y no sólo con la profesora Pilar, se ha provocado mobbing (acoso laboral), sino que por lo que se ha visto en el juicio, es una constante que ocurre en el Municipio. Entonces la idea es que tomen cartas en el asunto para que entiendan que es algo serio y que tienen que tomar todas las medidas para evitar que pasen por estas situaciones”, añadió la defensora.

Ogalde sostuvo que la profesora “se comunicó muchas veces con el Alcalde (Marcos Morales), conversaron, pero no se tomó ninguna medida. Incluso hay una carta donde se le piden explicaciones de por qué no ha hecho nada. En vez de ayudar a la profesora, la pusieron en tela de juicio; entonces, al final, en vez de buscar una solución para estos casos de acoso laboral, se ha puesto más grave el problema”.

Finalmente, Pilar Fuentes concluyó diciendo que “lo que espero es, primero, que se haga justicia, que pidan disculpas por todas las calumnias y todo lo que han inventado de mí, por el desprestigio hacia mi persona. Al principio yo le decía a la abogada que no quería plata, porque si quisiera plata hubiera optado por el autodespido, y que lo que quería era que esto terminara porque son cinco años de pesadillas. Y tercero, busco trabajar tranquila en mi Escuela de Campiche“. 

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/profesora-demanda-al-municipio-de-puchuncavi-tras-incesante-acoso

Lo último