Intervención de la DGA en el río Aconcagua permite asegurar el suministro de agua potable para el Gran Valparaíso hasta marzo de 2023

Con esta acción, se recondujo el agua hacia el embalse Los Aromos, ubicado en Limache, desde donde se entrega el agua potable a cerca de 1,5 millones de personas que residen en las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Concón, Quilpué y Villa Alemana.

La grave crisis hídrica que enfrenta la región de Valparaíso producto de la sequía que se ha prolongado por ya casi 14 años, hizo que el Estado de Chile, por medio de la Dirección General de Aguas (DGA), tuviera que intervenir las aguas del río Aconcagua; esto, para asegurarle el suministro del vital elemento a las casi 1,5 millones de personas que habitan las cinco comunas del Gran Valparaíso.

A esta determinación se llegó luego que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) estableciera un plazo a las cuatro juntas de vigilancia del río Aconcagua para que se pusieran de acuerdo y destinen más agua al embalse Los Aromos, infraestructura ubicada en la comuna de Limache desde la que se extrae gran parte del agua que consumen los vecinos de Valparaíso, Viña del Mar, Concón, Quilpué y Villa Alemana. Pero como no hubo consenso, tuvo que intervenir la DGA desde el 9 de junio.

La meta que tenían las autoridades de Obras Públicas era conseguir una recarga equivalente a 19 millones de metros cúbicos en el embalse Los Aromos, con lo cual se aseguraría el suministro del vital elemento para la población del Gran Valparaíso para esta primavera y el verano del próximo año 2023.

META CUMPLIDA

Y en efecto… tres meses después de la intervención en el río Aconcagua, autoridades regionales confirmaron que la meta se cumplió y que lograron recargar el embalse limachino con 19,24 millones de metros cúbicos, asegurando el consumo humano de agua, el saneamiento y el uso doméstico de subsistencia para la cuenca del Aconcagua, el Gran Valparaíso y parte del litoral centro-norte de la región.

“Hemos podido cumplir la meta que nos propusimos, y que nos exige la sociedad, respecto de poder asegurar el agua potable para consumo humano de todo el Gran Valparaíso. Cumplimos el volumen objetivo que nos habíamos planteado, la meta de 19,3 millones de metros cúbicos de agua, de tal forma de poder asegurar que no vamos a tener racionamiento durante la primavera-verano de este año y el inicio del próximo. Esta es una relación público-privada de todos los entes y todos los involucrados”, destacó el seremi de Obras Públicas de Valparaíso, Yanino Riquelme.

La importancia de haber cumplido con la meta radica en que 1.495.854 personas no tendrán que someterse al racionamiento durante los próximos meses, tal como se tenía contemplado en un momento. Por ello, se hizo hincapié en que se logró bajar la exigencia de caudales para aportar que tenían los representantes de las cuatro juntas de vigilancia del río Aconcagua, teniendo presente que ésta es la etapa previa al inicio de la temporada de aumento de la demanda de riego para la agricultura.

En ese sentido, el director de la DGA, Rodrigo Sanhueza, destacó que el trabajo “ha permitido tener el abastecimiento para la población, que está hoy día priorizado desde el 6 de abril con la modificación del Código de Aguas; y esto también permite que los otros usos, que son importantes dentro de la cuenca, como es el riego, tengan la posibilidad de, con ciertas restricciones, avanzar en su propia gestión“.

NUEVA REDISTRIBUCIÓN

En el marco de este trabajo, la Dirección General de Aguas estableció nuevas medidas de redistribución, las cuales consideran un caudal pasante que permita la preservación del humedal de la desembocadura del río Aconcagua, en Concón; y el humedal Macaya, en la comuna de Quillota.

A pesar de haber cumplido la meta de recarga en el embalse Los Aromos, desde la DGA fueron enfáticos en señalar que esta situación sólo asegura que no habrá racionamiento del vital elemento para el período septiembre de 2022 – marzo de 2023., razón por la que afirmaron que el trabajo de ahora en adelante se enfocará en continuar velando por reducir al mínimo los daños de la sequía y preservar las funciones ecosistémicas del río Aconcagua

Cabe recordar que en junio, las medidas apuntaron a abastecer de agua al embalse Los Aromos y a las plantas de tratamiento de agua potable en Concón; El Sauce, en Los Andes; Las Vegas y La Cruz, durante los siete días de la semana y las 24 horas del día. También se buscaba regular las compuertas del resto de canales sometidos a la jurisdicción de las juntas de vigilancia, para disponer de un determinado caudal medio diario en las estaciones fluviométricas de la DGA. De igual forma, se esperaba reportar los caudales medios diarios redistribuidos a todos los canales

«MESA ACONCAGUA»

Una vez confirmada la meta de recarga alcanzada en el embalse Los Aromos, el gobernador regional, Rodrigo Mundaca, valoró los acuerdos de autorregulación de las juntas de vigilancia, los que se dieron a través del trabajo de la «Mesa Aconcagua».

Este año 2022 y el año 2023, el embalse Los Aromos dará certezas de agua para consumo humano a toda la zona metropolitana de la región de Valparaíso. Esto ha sido el resultado de un trabajo persistente, dedicado y que refleja el compromiso que tiene este Gobierno Regional con el agua como un derecho humano”, señaló la autoridad elegida democráticamente en mayo de 2021.

Por su parte, la delegada presidencial regional de Valparaíso, Sofía González, comentó que “tenemos una buena noticia, pero también sabemos que tenemos una serie de desafíos que enfrentar, una serie de demandas que enfrentar de manera coordinada con el mundo público y privado para repensar nuestra región, para coordinarnos en función de los proyectos en materia hídrica, de una nueva forma de gobernanza respecto a nuestras cuencas”.

AGUA ASEGURADA PARA ESVAL

Considerando que toda esta intervención estatal representa un beneficio para la empresa sanitaria Esval, que es la que finalmente vende el agua potable que la DGA redistribuyó al embalse Los Aromos desde el río Aconcagua, su gerente regional, Alejandro Salas, se mostró contento con la meta cumplida.

“El nivel del embalse Los Aromos es fruto de un trabajo de muchos actores: autoridades, agricultores, regantes y Esval. Esto, gracias al desarrollo de una gran obra de ingeniería, pionera en la industria sanitaria de nuestro país: la conducción reversible Aromos-Concón, que tuvo una inversión privada de $28 mil millones y que ha sido fundamental para el llenado del embalse durante el invierno, impulsando agua en sentido inverso desde la planta en Concón de Esval”, dijo.

El ejecutivo concluyó manifestando que “a la fecha, el volumen de agua bordea los 20 millones de metros cúbicos, mientras que en junio de este año, la reserva tenía sólo 7,5 millones de metros cúbicos acumulados. Es decir, en un periodo de 76 días, hemos impulsado más de 12 millones de metros cúbicos para la recarga de Los Aromos, que hoy supera el 55% de su capacidad total”.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/intervencion-de-la-dga-en-el-rio-aconcagua-permite-asegurar-el

Lo último