Previous
Next

El futuro del Hotel Punta Piqueros y el rol que deberá asumir el Alcalde de Concón junto a la Dirección de Obras del Municipio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

En los próximos días, algo más profundo y una acción concreta, deberá tomar el actual jefe comunal, Freddy Ramírez quien, hasta ahora, “no se ha querido quemar” frente al futuro del edificio ubicado en el camino costero.

El hotel Punta Piqueros de Concón es hasta ahora un elefante blanco que duerme en el camino costero que une Reñaca con la comuna que dirige el alcalde Freddy Ramírez, quien prácticamente se encontró con el triunfo en las pasadas elecciones ante la dispersión de votos de la cuaterna de candidatos de la centro derecha que le entregaron el triunfo en bandeja al hoy edil que lucha por demostrar que efectivamente era la mejor opción para la comuna.

Es justamente el futuro de este hotel lo que podría marcar un antes y un después en la gestión de Ramírez quien, hasta ahora, se ha puesto literalmente de perfil ante la situación que aqueja a este inmueble. Inclusive, los más osados dicen que “no se ha querido quemar”. Es por ello que el reciente fallo de la Corte Suprema le concede una oportunidad de oro al actual jefe comunal, para demostrar conducción y liderazgo en un conflicto que tiene larga data.

LA OPORTUNIDAD TRAS EL FALLO

Si bien, el reciente fallo de la Corte Suprema ordena que sea la Seremi de Vivienda la que vuelva a pronunciarse sobre la solicitud de demolición del hotel, presentada por parte del Comité de Defensa del Patrimonio, de la lectura detallada de los considerandos del fallo aparece que no sólo la Seremi es la que tendrá algo que decir sobre el futuro del inmueble que se emplaza en el borde costero de Concón. También del fallo queda claro que tanto el Director de Obras de la Municipalidad como el Alcalde de la comuna tienen mucho que decir en este proceso, ya que sobre el primer directivo municipal, la Corte dejó en claro que la Seremi deberá responder a la solicitud de demolición, previo informe de la Dirección de Obras y, respecto del Alcalde, el fallo deja en evidencia que hasta la fecha aún no se ha dado respuesta formal a una solicitud de modificar el Plan Regulador que fue presentada en junio de 2021 por los titulares del proyecto, cuando aún estaba en funciones el ex alcalde Óscar Sumonte.

Esta modificación es una de las fórmulas que permitiría regularizar las obras y poner en funcionamiento el hotel, previo a un proceso reglado con participación de diversos organismos y de la ciudadanía, para definir el futuro del inmueble que, entre otras cosas, podría abrir un nuevo foco turístico para la comuna por la cadena internacional que manejaría el edificio y por los sinnúmero de puestos de trabajo y sinergia directa al alicaído comercio de la comuna, que se ha visto afectado por los años de pandemia.

LA VOZ, HASTA AHORA, DEL MUNICIPIO

Hasta la fecha, el discurso oficial del Municipio, tanto de parte de la DOM como de parte del alcalde, ha sido que éste es un tema judicial y no han querido emitir pronunciamientos o decisiones formales dentro del ámbito de sus competencias, lo que varios actores locales han catalogado como “no se han querido quemar” o que han preferido “ponerse de perfil” sobre este tema, que es muy relevante para el futuro de la comuna, ya sea en el escenario que se tenga que demoler o en el que se opte por regularizar y permitir el funcionamiento del hotel.

De hecho, la única reacción pública del Alcalde, luego de conocerse el veredicto de la Corte Suprema, hasta ahora ha sido que respetan el fallo y que es la Seremi la que tiene la decisión en estos momentos.

Durante la administración de Ramirez, el Municipio ha optado por intentar desmarcarse de este asunto. De hecho, y tal como lo reconoce el reciente fallo de la Suprema, actualmente se ventila ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso un reclamo de ilegalidad por parte de los titulares del proyecto, quienes en su oportunidad solicitaron a la DOM la tramitación de un permiso que permitiera regularizar las obras, frente a lo cual dicha Dirección, primero y, después, el Alcalde, señalaron no tener competencia para pronunciarse. Es decir, se pronunciaron sobre la forma y no sobre el fondo.

Es por eso que ahora las miradas se dirigen a la casa consistorial conconina, la que durante los próximos días tendrá mucho que decir, tanto por el informe que la Seremi del Minvu solicitará a la DOM, previo a resolver la solicitud de demolición, y porque también se espera conocer qué posición tendrá el Alcalde y si responderá o no la solicitud que se le hiciera hace casi un año de iniciar la tramitación de una modificación al Plano Regulador que permita dar luz verde a la edificación hotelera paralizada.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/el-futuro-del-hotel-punta-piqueros-y-el-rol-que-debera-asumir-el-alcalde

Lo último