Previous
Next

Aguas de mar contaminadas en Valparaíso: Superintendencia pide a la Armada que se pronuncie sobre el plan de vigilancia de Esval

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

Además, la Superintendencia de Servicios Sanitarios informó que solicitó a la U. de Playa Ancha presentar los resultados del estudio y conocer su metodología, en sintonía con lo mencionado por Esval el día que se conoció el informe del HUB Ambiental.

A raíz del informe del Centro de Investigación HUB Ambiental de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), el cual detectó en el sector Los Ventisqueros, en Valparaíso, niveles de contaminación fecal superiores a los establecidos por la norma, la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) anunció una investigación para esclarecer lo que dicho estudio sostiene.

De igual forma, la entidad fiscalizadora solicitó a la Dirección General de Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), organismo dependiente de la Armada de Chile, un pronunciamiento sobre el Plan de Vigilancia Ambiental que ejecuta la empresa sanitaria Esval.

Y es que el trabajo desarrollado por profesionales de la UPLA indica que existe una eventual afectación hacia la bahía de Valparaíso, con valores altos de colimetría, en sectores de medio marino al norte del punto de descarga del emisario, hacia el mar.

Según el estudio, se registraron niveles de coliformes fecales en tres muestras de aguas marinas superficiales colectadas en puntos circundantes a las instalaciones de Esval en el sector Los Ventisqueros, a los pies del cerro Playa Ancha (Emisario Loma Larga).

En el detalle, el Centro de Investigación de la casa de estudios advirtió que de acuerdo a los resultados obtenidos, no serían compatibles con los antecedentes técnicos y disposición de las descargas de Loma Larga y, más bien, apuntarían a una descarga de tipo litoral de orilla. De igual modo, afirma que esto es preocupante, considerando que el movimiento de las corrientes hacia el norte facilitaría la dispersión a través del área de manejo «El Membrillo», con destino a la bahía de Valparaíso.

Desde el inicio de la operación de este emisario, en 1999, Esval ha estado ejecutando el correspondiente Plan de Vigilancia Ambiental (PVA) exigido por la autoridad marítima, con el objetivo de monitorear el cumplimiento de las condiciones de funcionamiento y resultados de operación del sistema. Lo anterior, en cumplimiento de las atribuciones que otorga a ese servicio el art. 140 del DS (M) N° 1/92, que aprobó el Reglamento para el Control de la Contaminación Acuática.

Cabe hacer presente que tanto Directemar como la SISS mantienen un trabajo conjunto para el control y la fiscalización de las aguas residuales vertidas en medio marino, resultantes de las plantas de tratamiento de aguas servidas domésticas.

Por su parte, la Superintendencia también fiscaliza el cumplimiento de la tabla N°5 de la Norma de Emisión DS Segpres N°90/00 que aplica a esta descarga. Esta se controla todos los meses a través de laboratorios acreditados ante el Instituto Nacional de Normalización (INN), sin registrar incumplimientos en los últimos años.

Finalmente, la SISS informó que solicitó a la U. de Playa Ancha a presentar los resultados del estudio y conocer su metodología, en sintonía con lo mencionado por Esval el día que se conoció el informe del HUB Ambiental.

“Creemos que podrían registrarse descargas de terceros al mar, pues según lo relatado por los propios investigadores, se vincularía a una descarga tipo litoral de orilla, mientras que el emisario descarga mar adentro”, sostuvo el gerente regional de Esval, Alejandro Salas.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/aguas-de-mar-contaminadas-en-valparaiso-superintendencia-pide-a-la

Lo último