Gobierno aplicará la Ley de Seguridad del Estado tras apedreos a buses que no se adhirieron al paro en la provincia de Quillota

El delegado presidencial provincial de Quillota, José Orrego, señaló al respecto que “las acciones que impidan el libre tránsito de las personas también van a ser consideradas –al igual que los camioneros– bajo la Ley de Seguridad Interior del Estado”.

Más de 24 horas lleva el paro indefinido de microbuseros y colectiveros en la provincia de Quillota, decisión que ha originado un verdadero caos en las comunas de Quillota, La Calera, La Cruz, Nogales e Hijuelas, pues los conductores sólo autorizan la circulación de vehículos de emergencia y automóviles menores.

Si bien, la movilización se está llevando a cabo en los puntos de acceso de las cinco comunas de la provincia, es en la ruta F-62, a la altura del cruce San Pedro, en Quillota; y en la ruta 5 Norte, a la altura de La Calera, donde se están presentando –igual que ayer– las principales complicaciones.

De hecho, en la rotonda Lautaro, en La Calera, usuarios del transporte público denunciaron que fueron apedreados al menos dos buses de la empresa La Porteña, que cubre el recorrido Chincolco-Valparaíso. Además, en el cruce San Pedro, en Quillota, se reportó que los choferes hicieron bajar a los pasajeros de las micros que se mantenían transitando a pesar del paro de sus colegas.

Frente a estos hechos registrados en la zona, el delegado presidencial provincial de Quillota, José Orrego, señaló que “las acciones que impidan el libre tránsito de las personas también van a ser consideradas –al igual que los camioneros– bajo la Ley de Seguridad Interior del Estado”.

Respecto a quienes apedrean buses, la máxima autoridad de Gobierno en la provincia sostuvo que “tuvimos un lamentable caso, que fue en La Calera (apedreo), y esos antecedentes han sido entregados a ambas policías y también a la Fiscalía“.

A pesar que este lunes se vivió una especie de colapso en la provincia de Quillota, principalmente por las personas que se aglomeraron en los paraderos de buses esperando locomoción colectiva, la cual no pasó; este jueves la situación fue un poco menos caótica, debido a que –al parecer– hubo una mejor programación y buscaron alternativas para desplazarse hasta sus respectivos destinos.

Esto, mientras una decena de microbuses se mantenía estacionados en ambas direcciones de la ruta F-62, ya sea hacia Limache como hacia Quillota, autorizando el paso sólo de los automóviles particulares y vehículos de emergencia, tal como lo hicieron el miércoles, generando una alta congestión.

Frente a las demandas de los trabajadores de la locomoción colectiva, desde la Seremi de Transportes propusieron un alza de tarifas de $200 en un plazo de 30 días; sin embargo, esta medida no convenció, ya que los gremios pidieron que el alza de los pasajes no demore más de 10 días y que no afecte a los usuarios.

Acá lo único por lo que se va a seguir peleando es por un bono compensatorio para el combustible, para taxis, radiotaxis, colectivos, buses y micros, y que esto vaya también hacia los conductores. Así que la moviización sigue. A no decaer los brazos. La paralización sigue (…) Se está sumando Limache, se paralizaron los colectivos en Quillota y también en La Calera”, señaló Jorge Zamora, dirigente de los microbuseros quillotanos.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/gobierno-aplicara-la-ley-de-seguridad-del-estado-tras-apedreos-a-buses

Lo último