La Ligua: Valle Hermoso vive la crisis más profunda de su vida comercial

Locales en venta, fábricas cerradas, arrendatarios que se fueron y no más de tres tiendas abiertas es el triste presente. Tras 40 años, la fábrica L&M debió cesar sus funciones y suspender temporalmente a todos sus trabajadores.

Por: Juan Riquelme / Fuente: La Estrella de Valparaíso

Un pueblo fantasma: en eso está convertido el popular sector de Valle Hermoso, capital nacional del tejido y donde esta semana con suerte había tres locales abiertos. El resto es la muestra de lo dramática que está la situación económica en el mundo textil local. Letreros de “se vende” son también testigos de que en La Ligua pocos creen que el repunte llegue luego.

Acompañando los tres locales que estaban abierto se encontraba, a orilla de la vía, Miguel Catalán, uno hombre que vende mermeladas, miel de abeja y paltas. Y lo correcto sería decir “vendía”.

Reconoce que hay días en que simplemente no vende nada y que el fin de semana -contrario de lo que siempre ha ocurrido- no anda “ni una mosca” en el lugar. Dice que parte importante de esto tiene que ver, además de la pandemia y el post estallido social, con que las tiendas hayan cerrado. “Ahora solo pasan quienes viven acá mismo”, se lamenta a la sombra de un árbol.

Frente a él hay un local de venta de tejidos, cuya persona a cargo no quiere comentar lo que viven día a día a este diario.

“Yo trabajo acá hace dos años, antes era muy bueno, pero ahora se echó a perder. El fin de semana nosotros al menos salvábamos, ahora no sirve de nada”, dice el hombre.

Miguel hoy vende, en su espacio frente a Bomberos de Valle Hermoso, un 25% de lo que antes hacía. “Está malo”, se lamenta.

Miguel nos advierte que muchos de los locales, incluso algunos con carteles de “se vende”, cerraron porque simplemente no hay ventas para pagar su arriendo, ni los gastos básicos de luz, agua, ni menos el personal.

Lorena Zamora es la heredera de Tejidos L&M, una fábrica de tejido con 40 años de historia y cuyos talleres debieron parar su funcionamiento el 15 de marzo. La crisis no dejó que pudieran funcionar.

Junto a su madre, cuentan que esta es la crisis más dura que han experimentado en toda una vida dedicada al rubro textil. “Hoy día es un pueblo fantasma. El año pasado decían que lo era también, pero venía algo de gente, ahora nada”, dice Lorena.

Además de la fábrica, la familia es dueña de una serie de locales ubicados en las inmediaciones de su casa taller. Tras el estallido social, los arrendatarios se fueron. Con un repunte en el verano, y con las tiendas usados por ellos mismos para mostrar el producto en stock, se arriesgaron a repuntar desde marzo.

“Le tuvimos fe a marzo, que repuntaba, y la verdad es que nos quedamos con materia prima, con modelos nuevos. Nosotros nos preparamos temporada a temporada y nos quedamos con stock”, agrega Lorena.

Sin embargo, el COVID-19 dijo otra cosa y la crisis cayó con fuerza suficiente para hacer que el taller cerrara.

En total, ocho trabajadores debieron acogerse a la suspensión temporal del trabajo ofrecida por el gobierno y que les permitirá recibir parte del sueldo desde la AFC, esperando que en un plazo de tres o cuatro meses puedan volver los ingresos y la fábrica a funcionar de nuevo.

Lorena se adelanta en señalar que hasta ahora, no han recibido información de apoyo a la pyme. “Fuimos al banco a ver cómo nos podían ayudar y la verdad es que tampoco hay información muy clara”, dice la empresaria, quien es parte del gremio de los locatarios del sector, los que ya pidieron apoyo al gobierno.

Buena parte de las empresas que han visto impactadas las ventas de sus tiendas han visto en internet una ventana posible para levantar sus ingresos. Sin embargo, en el caso de Valle Hermoso no existe una plataforma que reúna a los productores, por ejemplo, para realizar compras. En Tejidos L&M advierten que si bien han logrado ubicar el sitio web, el nivel de ventas se aleja demasiado a lo presencial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *