Chileno crea modelo para saber dónde devastará más un incendio

Simulación de 800 mini incendios permitirá anticipar sus estragos. Más de 12 años lleva trabajando Andrés Weintraub en un modelo con especialistas de Canadá, EE.UU. y España. Mientras, prepara un paper con la realidad chilena.

Fuente: Hoy X Hoy / Por. Camila Infanta S.

Anticipación de cuán dañino puede llegar a ser un incendio forestal. Esa es la idea que lleva trabajando por más de 12 años Andrés Weintraub, profesor de ingeniería industrial de la U. De Chile, ingeniero eléctrico y doctorado en investigación de operaciones de la U. de California Berkeley, en EE.UU.. La investigación la ha realizado junto a especialistas de Canadá, EE.UU. y España y planea llevarla al Estado chileno en el corto plazo.

«En el mundo existían simuladores que son capaces de ver hacia dónde va un incendio y cómo afecta a tales o cuales comunidades. El resto, el tema de la anticipación, se hace más bien al ojo, es decir, si hay una zona que se ha quemado varias veces, ellos van y cortan los pastizales para que no vuelva a ocurrir. Pero lo que nosotros creamos es una herramienta científica que anticipa los sitios donde ese incendio podría ser más devastador», cuenta Weintraub a hoyxhoy.

Explica que la idea es analizar cómo manejar el bosque antes de un incendio de estas características. «O sea, si queremos proteger una zona poblada que está cerca de sitios que se van a prender corte estos arboles, lo que se hace es integrar el simulador, con modelos matemáticos de optimización o inteligencia artificial y con eso sacamos políticas de como manejar el bosque. En Chile si tu pudieras manejar esos bosques, los incendios tendrían mucho menos impacto que el que tienen hoy», cuenta.

Detalla que en Chile no se sabe quién prende los incendios y por eso se trabaja con drones, pero no se pueden instalar en todas partes. Sin embargo, con esta herramienta se podría saber con exactitud qué sitios monitorear. «Hay partes donde si alguien prende algo no va a pasar nada, pero en otras sí y eso es lo que hay que evitar», dice.

¿para cuándo?

Weintraub dice que la idea es tener el proyecto operativo completamente en uno o dos años, pero adelanta que ya están escribiendo un paper que se encuentra en su etapa inicial con el país completo, aunque específicamente en la zona sur, desde la séptima región. «Estamos tomando los años desde el 2010 al 2018 y calibramos. Y luego nos ubicamos en el 1 de enero del 2016 y veo si de ahí en adelante se cumplen los pronósticos y ojo, se cumplen», anuncia.

Esto se realizó gracias a la simulación de casi 800 mini incendios y observaron que «si de los 800, unas 600 veces pasó por cierto lado, es porque es probable que eso ocurra en la realidad», explica.

Hasta el momento ya han tenido conversaciones con Codelco, Conaf y Onemi. También lo han hecho con empresas forestales privadas quienes si bien podrían ver una merma en la instalación de árboles en algunas zonas, finalmente -cree Weintraub- la ganancia sería mayor, pues es realmente devastador las pérdidas que causa un incendio forestal de proporciones.

«Creamos una herramienta científica que anticipa los sitios donde ese incendio sería devastador.

andrés weintraub, doctor en operaciones»

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *