Vecinos de Nogales piden erradicar planta de tratamiento de aguas servidas

Los vecinos de El Melón en Nogales emplazaron nuevamente a las autoridades municipales para que finalmente erradiquen la planta de tratamiento de aguas servidas del sector, la que dejó de funcionar en 2010 y que señalan, solo les ha traído problemas.

Reclaman que las aguas servidas de la comuna van directamente al estero El Cobre, lugar desde donde usan el agua para riego, consumo para animales, y hay pozos de captaciones del recurso que llegan hasta el Río Aconcagua.

Sin embargo, el problema no comenzó en 2010 sino que hace 31 años atrás cuando se construyó la planta. Primero fue diseñada como laguna de estabilización que atendía a cerca de tres mil personas pero como no había alcantarillado, la gente tiraba todos sus desperdicios en la zona, lo que produjo la muerte de algas que hacían fotosíntesis.

Durante el tiempo, se han tomado distintas medidas que no han funcionado, ya que hasta el día de hoy los vecinos acusan que siguen con problemas. Jovino Miranda, vocero de la Junta de Vecinos de Villa Disputada de El Melón, informó de qué forma se ven afectados, denunciando la presencia de ratones, moscas y zancudos, además del constante mal olor.

“Los olores, las moscas, los zancudos, los ratones, todo lo que cae ahí son todas las fecas de la parte urbana de El Melón, estamos hablando de 15 mil usuarios. Desde 2005 estamos pidiendo la erradicación total de la planta”, expresó Miranda.

Los vecinos demandaron al municipio ante el tribunal de Medio Ambiente, no obstante, el caso pasó a la Superintendencia de esa área. El veredicto no fue suficiente para ellos y apelaron a la Corte Suprema, donde finalmente se determinó que sí existe daño ambiental.

Juan Brito, encargado de la Unidad de Agua Potable y Alcantarillado del municipio señaló que la alcaldesa de Nogales, Margarita Osorio, les pidió como equipo que mejoren la planta de tratamiento e informó que el domingo pasado llegaron nuevas maquinarias, que se encargan de remover los sólidos finos, las arenas y las grasas.

“Nos pidieron como equipo mejorar mejorar lo que había, era volver a la planta de tratamiento existente y volverla a sus condiciones originales (…). Siempre hemos estado con las puertas abiertas para que los vecinos vean lo que se está haciendo en la planta de tratamiento”, explicó Brito.

Pero los vecinos piden y reiteran la necesidad de que erradiquen la planta, no que la mejoren. Además, instaron a las autoridades a que dejen de hacer carrera política con esta situación, acusando que en reiteradas ocasiones, candidatos parlamentarios han concurrido al lugar, prometiéndoles soluciones que no se han concretado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *