AGRICULTORES DE QUILLOTA TRABAJAN CON TRACTOR ASOCIATIVO

En pleno 2018, muchos campesinos de nuestro país y de zonas agrícolas de otros lugares del planeta, aún labran la tierra en la forma tradicional, con arados tirados por animales o a punta de pala y picota, tal como lo hacían hasta hace poco un grupo de agricultores del sector de Pueblo Indio, en la comuna de Quillota. Llegar a adquirir un tractor para estos fines parecía más fantasía que realidad, principalmente por el tema económico, por lo que no les quedaba otra opción que seguir con el ancestral, pero desgastante sistema de tracción animal.

Y en este punto es donde INDAP a través del Programa de Desarrollo Local (Prodesal) juega un rol primordial, ya que una de sus iniciativas permitió que 4 campesinos de Pueblo Indio pudieran al fin trabajar sus predios con la anhelada maquinaria agrícola. Se organizaron, postularon a un proyecto asociativo y se adjudicaron el flamante tractor, el que ya está en operaciones y que les ha mejorado radicalmente su calidad de vida.

“Lo que hicimos fue organizarnos, luego hicimos las postulaciones correspondientes y nos coordinamos con el equipo Prodesal hasta concretar el proyecto. Estamos felices, viene a reemplazar la tarea que hacia el caballo y nos facilita el trabajo. Ha sido un alivio bastante grande y está a disposición cuando lo necesitemos”, comentó Carlos Basáez, uno de los beneficiados.

La única mujer del grupo es Eliana Basáez, que al igual que el resto de los beneficiados se dedica al cultivo de hortalizas desde que tiene memoria. Su próximo proyecto es aprender a manejar el tractor que por ahora maneja su hijo: “este es un gran logro para nosotros. Estoy feliz. Este tractor nos permite modernizar el trabajo bajando los costos y aumentando el rendimiento. En el futuro quiero aprender a manejarlo yo, mientras tanto lo maneja mi hijo”, confesó la feliz agricultora.

El tractor tiene incorporado levante (sistema para levantar el tractor y acoplar otras herramientas) y rotovator (herramienta para la preparación del suelo) y corresponde a un equipo japonés (Mitsubishi) reacondicionado y con garantía por un año que abarcará, en total, 8,5 hectáreas destinadas al cultivo de lechuga, acelga, cilantro, perejil, betarraga, achicoria, repollo, brócoli, coliflor, espinaca y tomate, entre otras hortalizas.
El proyecto demandó una inversión total de $7.910.000.- con un incentivo de INDAP de $5.400.000.- y un aporte de los usuarios de $ 627.000.- cada uno.

Estos agricultores confiesan que el apoyo del Prodesal para adjudicarse los proyectos ha sido fundamental: “tenemos el apoyo técnico del Prodesal y apoyo para la adjudicación de proyectos. Ahora después de esto queremos postular a algunas herramientas propias del tractor como una rastra o un arado para complementar la máquina”, dijo Basáez.

El director regional de INDAP, Fernando Torregrosa, junto con destacar la importancia de este proyecto asociativo dijo que “es una iniciativa del Prodesal de Quillota y del área Quillota que benefició a estos cuatro usuarios que compraron un tractor con un incentivo INDAP. Queremos ver si podemos replicar esta iniciativa con otros productores, la idea es que puedan comprar maquinaria agrícola en forma asociativa. Esto va en línea directa con lo mandatado por el Presidente Piñera de enfocarnos en el mejoramiento de la calidad de vida de las familias campesinas a través de la innovación, modernización y fortalecimiento de las pequeñas empresas agrícolas”.

Los cuatro agricultores beneficiados con el tractor son Eliana Basáez, Carlos Basáez, José Alvarado y Fernando Zamora. Todos del sector de Pueblo Indio. Cabe destacar que el proyecto es parte del trabajo que desarrolla el programa Prodesal de Quillota (que se ejecuta en convenio entre INDAP y la municipalidad de Quillota) para fortalecer la asociatividad y mejorar los sistemas productivos de los usuarios. Actualmente el programa atiende a 200 agricultores de la comuna.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *