PACIENTES DEL CENTRO DE SALUD MENTAL COMUNITARIO DE LA CALERA EXPUSIERON TRABAJOS CREADOS EN TALLER DE CESTERÍA MAPUCHE

Con exposición de trabajos artesanales y entrega de certificados, 27 pacientes del Centro de Salud Mental Comunitario (Cesam) de La Calera finalizaron proceso de tres meses de un taller de cestería mapuche que se dictó al interior de este establecimiento de salud.

La ceremonia de certificación y la exposición se realizó en el salón de actos de la Municipalidad de La Calera, hasta donde llegaron los participantes con sus familiares, quienes pudieron conocer sus trabajos y la experiencia de haber participado de este taller.

En la ceremonia participó el Director del Cesam de La Calera, el psicólogo Emanuel Muñoz; Paola Urquieta, antropóloga de la Unidad de Salud Mental del SSVQ; entre otros funcionarios de este centro asistencial, quienes se dirigieron a los participantes y a sus familiares, además de entregarles su certificado que acredita la participación en este taller.

Emanuel Muñoz, director del Centro de Salud Mental Comunitario de La Calera, explico que el taller de cestería mapuche “estuvo destinado a usuarios y familiares de usuarios de nuestro centro, con una duración de tres meses, con alrededor de 27 participantes. El taller llegó a su fin y los usuarios están exponiendo sus trabajos, los que no sólo demuestran la habilidad manual para trabajar con la pita, sino que han logrado otros objetivos transversales al trabajo con los talleres, como lograr nuevas amistades, desarrollo de habilidades sociales, crecimiento de la autoestima, trabajo con compromiso y perseverancia y una mejor adherencia a lo que ha sido su proceso de tratamiento completo”.

El psicólogo agregó: “nosotros como Cesam y como comunidad entendemos que es importante dar los espacios para que eso ocurra, ya sea por medio de un taller, con la mejora de los espacios laborales, con la mayor inclusión y comprensión de lo que es la salud mental y la responsabilidad que tenemos como comunidad de crear nuevos espacios para no generar aislamiento y no perpetuar mitos y estigmas relacionados con personas con problemas de salud mental”.

Paola Urquieta, antropóloga de la Unidad de Salud mental del SSVQ, explicó que el modelo de psiquiatría comunitaria que se implementa desde el SSVQ “tiene que ver con una mirada más amplia, donde la salud mental se asocia a un bienestar general de la persona, pudiéndose desarrollar en su comunidad de forma proactiva. Este taller surge incorporando esta amplia mirada de la salud mental y se inserta esta actividad en los procesos clínicos, implementado este trabajo grupal para los usuarios en tratamientos en los Cesam.  El proceso de generar vínculos en otras personas entrega excelentes resultados a los pacientes en su bienestar psicológico, social y espiritual”.

Elizabeth Pavéz, trabajadora social del Cesam La Calera, señaló que este taller “es muy importante ya que se incluye al paciente con la comunidad, sociabilizando con otras personas, conociendo otras realidades y formando vínculos con sentimiento. Este taller de cestería mapuche es un ejemplo de una actividad que no sólo les permite conocer sus habilidades manuales, sino que actúa para derribar el estigma de que el paciente de salud mental está aislado y que son capaces de trabajar con otras personas. Aquí los pacientes se sientes acompañados, se escuchan y se acompañan”.

Mauricio Báez, paciente del Cesam La Calera y participante del taller de cestería mapuche, manifestó: “me enseñaron no sólo a trabajar con las manos, sino que a ir restaurando mi vida e ir superando la severa depresión que tengo.  En el taller pudimos aplicar mucho nuestra imaginación y trabajar supervisados por la tallerista, la asistente social y la psicóloga. Este taller ha sido muy bueno para mi vida y la de todos los participantes”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *