CONSEJOS PARA EVITAR QUE LOS GASTOS COMUNES SE DISPAREN POR EL USO DE LA CALEFACCIÓN

Comienzan los días fríos y se hace innevitable decidir si ocuparemos o no la calefacción central que tenemos en nuestro edificio. Un mal uso de ésta puede llegar a triplicar el valor de los gastos comunes, por eso,  es de suma relevancia tener algunas consideraciones, las cuales presenta a continuación el director ejecutivo del Círculo de Corredores de Propiedades, Tomás Mena.

Entre el 1 de mayo y el 1 de junio la Administración del edificio dará inicio a la temporada de calefacción y eso durará cerca de cuatro meses. Para el correcto funcionamiento de ésta, le corresponde a la Administración revisar bombas y calderas. ¿Cómo puedo chequear esto? Revisando el detalle mensual de los gastos comunes donde debiesen aparecer los gastos de mentención y de reparación.

El primer punto a considerar es el uso correcto del termostato, es decir, establecer la temperatura mínima que necesito y, una vez determinada, definir los momentos en que deseo que la calefacción funcione. Para eso, se debe programar el termostato para que se apague en los momentos en que no estaremos en casa, de esta manera se minimiza el uso.

Con el uso de la calefacción se debe considerar que los gastos comunes debiesen aumentar entre un 50 y un 100% y un mal uso de ésta puede llegar a triplicar los gastos comunes durante esta temporada, lo que también dependerá de la cantidad de personas que estén haciendo uso de ésta en el edificio. Mientras más departamentos utilicen la  calefacción disminuye el valor.

Para saber si nos están cobrando de más por el uso de la calefacción es necesario pedir el detalle y el comparativo, que debiese llegar adjunto a los gastos comunes, de esta forma se puede ver quiénes están prendiendo la calefacción y se puede hacer una comparación en relación a lo que están pagando los vecinos. Se recomienda revisar a quienes viven arriba o abajo. Si estás gastando $300.000 y el de arriba o abajo cero pesos significa que estás subsidiando al resto. Para evitar que ocurra esto se debe pedir a la Administración que se defina y prorratee un cobro proporcional a quienes no pagan, pero de igual forma se benefician del uso de ésta al vivir cerca de quien sí está utilizando este servicio.

Si no deseas utilizar la calefacción en la temporada, previamente, se deben cortar las llaves de paso de agua, la perilla del termostato y del radiador o radiadores que se encuentran en el departamento. Hay que tener presente que al comenzar la temporada de uso de calefacción aumentan los costos de facturación de gas de los edificios, por ende, se da un aumento en el consumo de agua caliente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *