PRUEBAN CULTIVOS EXPERIMENTALES DE ALFALFA EN LOCALIDAD DE CHINCOLCO

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es el encargado de llevar a cabo estas nuevas plantaciones de alfalfa en la localidad del Chincolco, proyecto que ejecutan en el marco del programa de Transferencia Tecnológica que lleva a cabo la institución y se circunscribe en los trabajos  territoriales en la Provincia de Petorca.

En esta oportunidad se presentaron dos variedades de alfalfa en la localidad de Chincolco donde se expuso información sobre su comportamiento en una zona agroclimática -tan- particular como es el Valle de Petorca.

Las variedades de alfalfa que se presentaron en esta oportunidad son dos: por un lado una sin dormancia y la otra con dormancia invernal. La dormancia es el periodo de ciclo de crecimiento de la producción agro, lo que permite seleccionar cultivos de alfalfa que inician y finalizan su reposo con distintos umbrales de temperatura o que presentan distintos hábitos de crecimiento.

Por su parte el ingeniero agrónomo Dr. en Ecología, Carlos Ovalle señala lo siguiente “la alfalfa es un cultivo muy antiguo en la zona, los agricultores tienen experiencia y conocimiento. Lo que nosotros hacemos en estos momentos es contribuir a mejorar lo que ellos hacen, en particular el tema de las variedades es bastante importante porque la zona tienen condiciones óptimas, habiendo riego para el cultivo de la alfalfa” a lo que agregó “aporta gran número de forraje, lo que ninguna otra planta puede hacer en este ambiente”.

Los objetivos de esta unidad de validación es observar cómo se comportan estas variedades bajo las condiciones de frío invernal en el ambiente de Chincolco, para lo que se dispuso de un potrero de 2.000 m2 (1000 m2 de cada variedad), sembrado el 31 agosto de 2017 con disposicion de riego por tendido.

Cabe destacar que la alfalfa es una planta que se caracteriza por mejorar el suelo gracias a su capacidad de capturar nitrógeno y porque la raíz pivotante de esta especie forrajera es muy profunda pudiendo alcanzar sobre un metro de profundidad en el primer año. Así como también, constituye una fuente importante de alimento para el ganado de esta zona y su buena producción de materia seca la convierten en un excelente insumo forrajero.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *