¿QUÉ DEBEN LLEVAR DE COLACIÓN LOS NIÑOS?

 La académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule, Monserrat Toloza, entregó interesantes tips para que la alimentación de los niños sea ideal.

Una buena noticia en relación al estado nutricional de los niños entregó hace unas semanas la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), en la que mostró que en el último año la obesidad en pre kínder bajó un 2,6%, mientras que en kínder tuvo un decrecimiento de 2,8%. En tanto, para primero básico, el índice retrocedió en 0,7%.

Pese a que estas cifras son alentadoras, queda aún mucho trabajo que hacer, ya que la realidad sigue siendo alarmante. El mismo estudio arrojó que en primero básico el 26,4% de los niños presenta obesidad, mientras que en el mismo nivel, las niñas obesas llegan a un 21,2%. Esto quiere decir, por ejemplo, que si un niño de 6 años que mide 1,17 metros, debería pesar entre 19 y 23 kilos; en condición de obesidad severa, este niño pesará sobre 28 kilos.

Al conocer estas alarmantes cifras, la académica Monserrat Toloza, de la Escuela de Nutrición y Dietética explicó que se debe colocar mayor énfasis en fomentar y crear hábitos de alimentación.

Por este motivo las colaciones saludables son una alternativa ideal para crear hábitos en niños, en especial cuando asisten al jardín infantil o al colegio.

“Se debiesen considerar porciones moderadas de cada alimento para realizar una colación saludable y según la etapa en que se encuentre cada niño. Por ejemplo, para niños en etapa pre escolar, la colación debe tener un aporte de no superior a 100 calorías por porción, en niños en etapa escolar la colación debe tener un aporte de 150 calorías y en los adolescentes alrededor de 200 calorías por porción”, detalló la nutricionista.

Para darle una idea a los padres, la académica entregó algunos ejemplos de colaciones saludables: “frutas frescas; jugos de frutas naturales; frutas deshidratadas (pasas, manzanas, peras, ciruelas, higos, duraznos, damascos); semillas (maní, almendras, nueces); media porción de pan integral con palta, jamón, quesillo, ricota, pollo. Productos lácteos como: yogurt y leches con un bajo contenido de grasa saturada (descremados)”.

Buena minuta

Con todos estos ingredientes, los padres pueden elaborar una minuta semanal para enviar cada día una alternativa de alimentación distinta y atractiva para los niños. La docente destacó que es importante considerar que se debe enviar una colación a los más pequeños, aunque tengan más recreos durante la jornada.

Finalmente, la académica enfatizó que lo ideal para beber es incentivar el consumo de agua, por lo que recomendó adicionarle rodajas de naranja o limón. También se pueden beber jugos naturales, aguas de cocción de alguna fruta, pero sin azúcar o endulzantes.

Y para ayudar aún más a los papás, Monserrat Toloza entregó una minuta para cada día de la semana que les servirá de guía:

Lunes: Un sándwich de pan integral más pechuga de pavo cocida con palta. Otras alternativas pueden ser pollo cocido, atún o quesillo. También podemos reemplazar la palta por tomate o lechuga.

Martes: Un huevo duro, procurando no enviar una excesiva cantidad de sal. Una alternativa es moler el huevo y rellenar dos rebanadas de jamón con esta mezcla o con palta.

Miércoles: Un yogurt semidescremado o descremado, más una fruta pequeña que puede ser durazno, manzana, naranja o cualquiera de la estación. El yogurt también se puede acompañar con un puñado pequeño de frutos secos como nueces, almendras, o semillas de girasol.

Jueves. Un trozo de queque o postre de leche casero y preparado con lácteos descremados. A eso se le puede adicionar una fruta picada o en jugo.

Viernes: Un puñado de cereales bajos en azúcar y sodio o una barra de cereal o un par de galletas de arroz.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *