EXPERTA RECOMIENDA ALIMENTOS QUE AYUDAN A RESISTIR EL CLIMA DURANTE ENERO

Leyla Juri, académica, nutricionista y dietética entrega prácticos consejos de cómo refrescarse en verano.

Estamos en verano,  viene el calor y se inició -hace unas semanas- la temporada de playa. Lo que acompañado de una buena alimentación pude ser primordial para llevar una vida más sana que ayude a  resistir este enero que vienen con días bastante soleados para la V Región donde la especialista llama a poner foco en una buena alimentación e hidratación.

La nutricionista, Leyla Juri recomienda que el beber agua natural es fundamental, ya que tiene efectividad para hidratar, no así las bebidas gasificadas o jugos azucarados. Se debe considerar, además, que el agua es vital para la limpieza de las funciones del riñón, entre otros beneficios para la salud.

“Al agua natural se le pueden agregar rodelas de frutas como naranjas, limón, frutillas, pepino, además de hierbas como menta, albahaca e incluso jengibre y así darles un sabor más refrescante”, aconseja.

La docente explicó que también es importante no esperar a tener sed, ya que cuando aparece esta sensación es señal de deshidratación.

Por lo mismo advierte que “no es bueno considerar el té ni las infusiones como hidratación, ya que éstas son diuréticas, es decir, favorecen la pérdida de agua en el organismo”.

También la académica recomendó consumir alimentos con alto porcentaje de agua.

“Aprovechar las frutas y verduras como pepino, lechuga y ensaladas verdes, naranja, kiwi, pomelo y sandía (por su azúcar, debe ser en pequeñas porciones para los diabéticos), entre otras.  No olvidar que los pescados también poseen alto contenido en agua, pero se deben preferir los de bajo contenido graso como por ejemplo el atún, reineta y merluza por sobre el salmón y el jurel. Aunque es importante considerar que la estas grasas son de buena calidad, porque protegen nuestro corazón y organismo”, destacó.

 Especial cuidado

En el caso de los adultos mayores, la especialista explica que hay que tener aún más precauciones.

“El no estar hidratado implica no regular bien la presión arterial o la temperatura, por eso es fundamental el consumo habitual de alimentos ricos en agua”, advierte.

Mientras que, en el caso de los niños, aseguró que “tanto en los casos de menores de 2 años que no son capaces de verbalizar que tienen sed, o de los mayores que tampoco suelen tener conciencia sobre la hidratación, es muy importante inculcar el consumo de agua para procurar su bienestar, sobre todo cuando están expuestos a actividades físicas demandantes”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *