$24 MIL MILLONES DE PESOS SE INVERTIRÁN PARA RESPALDAR ABASTECIMIENTO DE AGUA POTABLE HASTA EL 2040 EN LA REGIÓN DE VALPARAÍSO

La millonaria inversión que realiza la empresa de agua Esval asciende a 37 millones de dólares, unos $24.000 millones, y cuyo principal objetivo es seguir optimizando el servicio para los usuarios ante los desafíos  del cambio climático.

La obra consiste en realizar una nueva conducción de 14 km que permitirá optimizar el servicio para cerca de 1 millón de usuarios de Esval para enfrentar de mejor forma la sequía y episodios de turbiedad extrema.

Las primeras obras conectarán la planta de agua potable de la sanitaria en Concón y el embalse Los Aromos. Embalse que abastece al gran Valparaíso y contempla el litoral norte de la región. “Esta conexión nos permitirá tener un sólido respaldo para asegurar la continuidad del suministro a más de 1 millón de personas del Gran Valparaíso y el Litoral Norte de la Región de Valparaíso”, destacó el Gerente General de Esval, José Luis Murillo.

El proyecto que se desarrollará en dos etapas. La primera fase de las obras de este megaproyecto, considera la instalación y conexión de una tubería de 4 kilómetros, que irá desde el sector de Colmo a Concón y que tendrá una capacidad de más de 1.950 litros por segundo y una inversión de $5.000 millones. Su puesta en operación está prevista para febrero de 2018.En una segunda etapa, se planea sumar otros 9 kilómetros de conducción, para enlazar la nueva tubería desde el dren El Colmo hasta el embalse los Aromos. Estas obras requerirán inversiones por $19.000 millones, y su principal característica es que se tratará de una tubería bidireccional, permitiendo no sólo llevar agua a la planta, sino que recargar el embalse desde la desembocadura del Aconcagua, con los excedentes del río en invierno.

“Los Aromos es el principal pulmón de agua para el Gran Valparaíso y este proyecto significa dar un importante paso para el uso eficiente del recurso hídrico, pues la conducción permitirá acumular el agua para períodos más críticos y de mayor demanda, evitando además pérdidas de agua en el trayecto hasta la planta y la llegada, sin uso, de agua dulce al mar”, concluyó Murillo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *