CON UN MURAL SE CONMEMORAN LOS 100 AÑOS DEL BORDE COSTERO

En las afueras de la oficina de Esval en Concón, se puede apreciar la obra realizada por jóvenes del taller municipal de muralismo.

Un emblemático hito quedó plasmado en el exterior de la oficina de atención a clientes de Esval, en la comuna de Concón, a través de un mural elaborado por un grupo de jóvenes artistas locales.

Se trata del “Polvorazo”, que recuerda la detonación de la Roca Oceánica -hace cien años- y que marca el inicio de la construcción del Camino Costero, que une Concón y Viña del Mar, transformándose con el tiempo en una de las rutas turísticas más emblemáticas y concurridas del país.

Esta iniciativa nace en el taller de Muralismo de la oficina de Cultura del municipio, donde una decena de jóvenes pintores de la comuna trabajaron cerca de dos meses en la elaboración de este proyecto. Esval puso a disposición de la comunidad el muro exterior de su oficina, ubicada frente a la rotonda de Concón, para acoger esta obra.

La encargada de la oficina de Cultura de Concón, Helena Vásquez, explicó “el taller de Muralismo surge como una propuesta para buscar espacios en la comuna para este tipo de iniciativas, que cuenta con la colaboración del municipio, y gracias a Esval lo hemos podido llevar a cabo”.

El subgerente zonal de Esval, Hernán Berríos, explicó “Estamos muy contentos de haber facilitado nuestras instalaciones para este proyecto, que recuerda un hecho tan relevante como el centenario de la construcción del Camino Costero. Este mural se ubica en un punto neurálgico en la vida de los conconinos, donde circula una gran cantidad de vecinos y visitantes. Esta alianza con la Municipalidad y el espacio que brindamos para esta obra, son parte de nuestro compromiso con el desarrollo de las ciudades donde operamos”,

En representación del colectivo a cargo del mural, el pintor y artista visual Claudio Rodríguez, comentó la importancia de la alianza público privada para llevar a cabo estos proyectos quien revelo “es vital la asociatividad entre la empresa privada y los municipios para generar proyectos de gran envergadura, no solamente como un valor social sino también corporativo. Los murales son un ejercicio de comunicación desde el arte hacia la ciudadanía, por ello, facilitar los espacios necesarios significa mucho para nosotros, ya que este lugar es muy visitado, se ve desde cuatro puntos simultáneamente y así la gente se va involucrando en este proceso”.

Tanto las autoridades como los realizadores, concordaron en la importancia de cuidar y mantener esta significativa obra, que se extiende por más de cinco metros cuadrados.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *