CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDAD DEL MAULE TRABAJAN PARA OPTIMIZAR EL RECURSO AGUA EN PLANTACIONES DE CEREZOS

En el marco del Concurso Proyectos FONDECYT de Iniciación a la Investigación 2017 científicos de la Universidad Católica del Maule, de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Católica del Maule se encuentran desarrollando una mejora tecnológica que permitirá evaluar las respuestas que tienen los cerezos a la disminución en el suministro de agua, considerando que cada día se está haciendo más escaso este vital elemento en la agricultura de la zona centro-sur del país.

La investigación científica, financiada con los aportes de Fondecyt de Iniciación, liderada por el Dr. Marcos Carrasco, cobra real sentido, toda vez que el escenario del cambio climático y los eventos de “la niña” han traído poco a poco eventos de sequía, por lo que se espera que el recurso hídrico tenga que optimizarse para su adecuada utilización.

“Tenemos que tener en contexto que el 44% de la producción de cerezo se encuentra en el valle de Curicó”, comentó el Dr. Carrasco, quien agregó que “históricamente en esta zona nunca habíamos tenido problemas de suministro de agua. Hasta el año 1997-1998 llovía tanto en el invierno, que había mucha agua en el verano, pero luego entramos en un ciclo de sequía”.

Los concursos de FONDECYT Iniciación, buscan fomentar y fortalecer el desarrollo de la investigación científica y tecnológica de excelencia a través de la promoción de jóvenes investigadores, con proyectos innovadores que pueden contar con financiamiento de hasta tres años, como es el caso del Dr. Marcos Carrasco, con esta idea comprometida con el desarrollo y producción del cerezo.

Ciencia y recurso hídrico

La investigación se centrará en educar a la gente, para que se prepare si es que este periodo de escasez de agua se sigue prolongando, formando nuevos ingenieros agrónomos que sepan guiar a los productores, quienes han hecho de la misma manera las cosas por muchos años. “Se puede bajar la cantidad de agua de un cultivo sin bajar la calidad ni afectar su rendimiento, porque en el fondo siempre estamos regando de más”, indicó Carrasco, para explicar que se somete a la planta a un cierto nivel de limitación hídrica, para ver la respuesta fisiológica y verificar si ella se adapta al nuevo escenario.

¿Cómo funciona la optimización del recurso hídrico en cerezos?

Las plantas tienen poros en sus hojas, llamadas estomas, por donde transpira y a través de ello se puede verificar si está o no estresada por escasez hídrica, pues cierra sus estomas para evitar perder agua cuando le falta, siendo ello una manera de refrigerarse, dando como resultado que cuando hay estrés hídrico la planta finalmente se calienta.

Dicho proceso natural será registrado mediante el uso de cámaras anexadas a los Smartphone, para generar índices fisiológicos de estrés hídrico, basado en imágenes térmicas para la producción del cerezo, lo que a futuro pueda ser utilizado por los productores, permitiendo la optimización del uso del agua en el riego, sin afectar la calidad y de esta manera almacenar lo que sobre de agua o utilizarlo en otra función de la cadena de producción.

“El calor de la planta se detecta con una cámara térmica, de las cuales hoy en día existen de 200 dólares que se pueden conectar al celular, tomándole fotografías térmicas a los árboles… y hoy esto es mucho más accesible con dispositivos de bajo costo”, enfatizó el investigador UCM.

“Nosotros vamos a comprar cámaras de alto costo y otras de bajo costo -para celular-, y las vamos a comparar, con ello vamos a definir índices fisiológicos, números que indicarán si esto está bien, está mal, o más o menos”, finalizó el Dr. Carrasco.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *